Blog

La obesidad se ha transformado en una epidemia en muchos países desarrollados y lamentablemente es una enfermedad a la que actualmente se le dedica atención dado que se ha incrementado vertiginosamente. Leemos estadísticas y números sobre el porcentaje de kilos de más que debe tener una persona para considerarse obesa, pero poco se sabe del padecimiento psicológico que esta enfermedad conlleva.

El obeso representa un síntoma de nuestra época, un síntoma de una sociedad que basa su felicidad y el placer en un consumo ilimitado. Así se consume desde electrónica, internet, ropa, alcohol, drogas o comida, todo se debe consumir rápidamente y sin demora, la satisfacción debe ser inmediata.

El obeso es un sujeto que tapa su angustia con la comida y de esta manera evita desear, gozar y hasta pensar o cuestionarse su sufrimiento. Así como en la anorexia el sujeto “come nada” en la obesidad la persona traga todo, no termina de satisfacerse nunca, no se permite sentir la falta, la necesidad. Se atiborra de comida, sin sentir placer alguno.

El alimento está ligado a las épocas más tempranas del sujeto y a la relación con la madre, donde el niño es alimentado por otro y en muchos casos castigado o premiado por su madre con la comida.

Así en el obeso esta imposibilidad de decir no a la demanda del otro lo deja atrapado en un cuerpo del que no es dueño, un cuerpo que le es extraño y que no puede controlar.

Tratar de abordar la obesidad solo desde el ámbito médico con dietas, operaciones o medicación dejando de lado lo psicológico, es un fracaso seguro, ya que solo en la medida que la persona pueda responsabilizarse de su posición, podrá empezar a cuestionarse algo de lo que le pasa y hacer un cambio desde una posición de goce infinito a una posición de gozar, donde la persona vuelve a ser un sujeto deseante, es decir, un sujeto con necesidades y carencias no completo o tapado de comida.

Solamente se obtendrán cambios a largo plazo abordando la problemática desde un tratamiento, multidisciplinario, que tenga en cuenta lo médico, lo psicológico y la parte física con un entrenamiento adecuado.

Author: Carola Sagasta

Soy Lic. En Psicología graduada en la Universidad de Buenos Aires, Título homologado por la Universidad de Girona. Poseo un Máster en Organización Estratégica de RR.HH. y otro en Mediación Familiar realizado en el Colegio de Abogados de Barcelona.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies